Hay días que quedan marcados

Hay días que pasan cosas que pueden marcar el futuro. Creo que para mí éste ha sido uno de ellols. Resulta que Amazon ha aceptado publicar mii primer libro “Subjetividad en venta” en su tienda onlines para su lector de libros electrónicos Kindle.

Claro, no es algo que haya pasado de un día para otro. Es la culminación de un largo proceso. La recolección de las semillas plantadas durante años. Una alegría al final de tantos sinsabores, obstáculos y disgustos.

En definitiva, que se me abre una puerta de la que he estado buscando la llave durante mucho tiempo. Espero estar a la altura de las circunstancias y poder aprovechar esta enorme oportunidad que tengo delante de mis narices. Ya se sabe: el que la sigue, la consigue.

Sí, hoy estoy realmente contento 😀

Anuncios

Hace mil años que habré existido

Hace mil años que habré existido (08,07,1995)
por J. M. Goig Campoy

Hace tiempo que no cuento nada
(Glu glu glu
Nada que si no te ahogas)
Un, dos, tres y cuatro
Esta cosa es la que te estoy contando
Porque amarillo es el limón
Y el aviso de peligro radioactivo
Porque dulce es el fresón
Y el sueño de tus ojos tan atractivos
¿Recuerdas cuando?
Sí, cuando nuestra juventud era el presente
Una vida de posibilidad bien latente
Donde la luna se paseaba entre nuestras manos
Como si fuera nuestro diamante más preciado
No hace falta que siga,
Ya sé que lo recuerdas
Pero es que hace tanto tiempo que ni tan siquiera
Existo
Ni tú tampoco
Hace tanto tiempo que la fecha de nuestro principio
Fue esculpida junto con la de nuestro final
Que hace tiempo que no cuento nada
(Glu glu glu
Nada que si no te ahogas)

Me gastaron una broma y por eso estoy aquí

Me gastaron una broma y por eso estoy aquí (20,09,1995)
por J. M. Goig Campoy

Talaron los árboles para
que yo no pudiera verlos.
LLegaroan a la luna para
que yo no pudiera soñar con ella.
Taparon las estrellas para
que yo me sintiera desgraciado.
Inventaron las normas para
que yo me sintiera encajonado.
Todo ello sólo con un propósito,
para que yo me sintiera muy, muy solo.

No aprendí a nadar porque
no quedan ni ríos ni mar.
No aprendí a amar porque
no queda planeta que heredar.
No quise jamás vivir porque
no quedan razones para sonreir.
No quise jamás mentir porque
no queda mentira que decir.
Y por eso yo me siento muy, muy solo.
(Y es que no puedo compartir de lo que no hay… )